La Constitución de Adékaros - Un mundo sin dinero

Código de registro propiedad intelectual: 151-22-2608-317-4





Después de miles de años de experimentación política en el mundo, donde toda clase de sistemas de gobierno habían sido probados, el mundo por fin se dio cuenta que había algo que obstaculizaba la ansiada paz, justicia y seguridad. La humanidad nunca había alcanzado el bienestar que tanto buscaba. Su propio planeta, la tierra, se había convertido en un paraje contaminado, agotado de recursos y castigado por los abusos, que cada vez más constantemente devolvía el daño en forma de catástrofes naturales, cada vez más frecuentes y dañinas. Más de la tercera parte de la población pasaba hambre, otra tercera era pobre y solo una tercera vivía en un mundo desarrollado, y de esa, tan solo un ínfima décima parte podía contar con las comodidades y satisfacciones de un sistema del bienestar, plenamente. El dinero había dominado la vida de las personas por muchos siglos, y dictaminaba quién tenía derecho vivir una existencia digna y quien padecería toda su vida una penuria ingrata. Y en los últimos tiempos, quienes manejaban las finanzas mundiales habían alcanzado cuotas de poder nunca vistas, lo cual había llevado al planeta casi a la autodestrucción y a la sociedad a una guerra total entre clases.

         Por fin, se logró instaurar un gobierno a nivel mundial, y con eso, un verdadero cambio, en un sistema nuevo, algo nunca experimentado por la gente. Este gobierno tomó medidas directas y contundentes, logrando dar un giro total a las cosas. Fue tras una encarnizada lucha, que lamentablemente se llevó a millones de personas, cuando por fin llegó la paz y después de un periodo de adaptación, el triunfo de la justicia. Este nuevo poder se convirtió en una administración respetada y aceptada por todos los habitantes del planeta, que estableció normas básicas universales, adaptadas a todos los habitantes de las diferentes comunidades humanas, y eliminar de raíz la causa de los anteriores fracasos sistemáticos. Este nuevo gobierno mundial se propuso alcanzar los siguientes objetivos:

       -Lograr la verdadera y completa unidad mundial.
       -Que la paz, tan anhelada, se convirtiera en normalidad en la vida de los ciudadanos.
       -Que no existan más injusticias sociales.
       -Que la vida de los habitantes tenga un sentido de logro y satisfacción.
       -Que no existieran problemas que no puedan ser superados.
    -Que no haya barreras para la libertad del individuo, salvo las que él mismo se impusiera.
       -Que nunca más, el derecho de unos pisoteara al de otros.
      -Que todo el mundo dispusiera de hogar, alimento y todo lo necesario para una vida plena. 

Para conseguir estos objetivos básicos, se implantó un sistema, bajo este nuevo gobierno, con unas normas y estatutos muy bien definidos, de aplicación directa y a nivel mundial. Estas leyes fueron aceptadas por todos los súbditos, como la única manera de asegurar la supervivencia en el planeta. 

La constitución, leyes y normativas de este nuevo sistema, se sustentan sobre 20 estatutos básicos que a continuación se exponen:

         1)-En primer lugar y con carácter universal, se decide la eliminación del dinero como bien necesario y como método de intercambio de productos. Esto implica la supresión de toda clase de riqueza artificial aplicada en todo el planeta y la desaparición de bancos y entidades de carácter financiero. Se instituirán otras formas de intercambio positivo que haga del sostenimiento la base de la verdadera riqueza, eliminando el coste y el valor artificial de las cosas y productos. Otros objetos no útiles y con valor artificial, también serán despojados de su sentido monetario, así el oro y otras piedras conocidas anteriormente, como piedras preciosas, dejarán de tener el valor económico de antes, convirtiéndose simplemente en otra materia prima más, a la que se buscará una función más útil para la humanidad, que el adorno o señal de clase. En cada zona del planeta se establecerán diferentes criterios de valor, según la abundancia y utilidad de los productos, y será derecho de los súbditos de cada zona, el acceso a estos, con el sólo límite de no acumular innecesariamente materias, productos, ni alimentos. 

       2)-En segundo lugar, la supresión de las barreras nacionales y raciales, desterrando para siempre toda idea de estado, país o nación. Las sociedades humanas se organizaran en comunidades regionales y locales en armonía con la zona que se habite, pero sin impedir el libre, aunque organizado movimiento de sus habitantes. Prestando atención a promulgar una igualdad de derechos y obligaciones para todas las personas, eliminando las diferencias entre ricos y pobres, logrando que desaparezcan las clases sociales y haciendo llegar lo necesario para la vida y el disfrute de esta, a todos los ciudadanos. Procurando siempre que las mejoras tecnológicas y herramientas necesarias para la atención, cuidado y explotación del medio, sean accesibles a todos los habitantes del planeta. 



         3)-Se eliminan las organizaciones políticas, las autoridades financieras y todas las organizaciones de poder. Este gobierno mundial, nombrará autoridades relativas, no políticas, necesarias para el funcionamiento de una sociedad. Pero para ese menester, se utilizará a personas en función de su experiencia y conocimiento, y no basadas en el favoritismo de unos pocos, ni por decisión personal de un líder. Estos puestos de autoridad relativa se llevarán por turno temporal y no tendrán carácter hereditario, ni serán elegidos por la autoridad saliente, más bien, será un consejo especializado, quien tomará las decisiones al respecto, en armonía con las necesidades y sugerencias de la comunidad local. No se trata de tesis anarquistas, que se basen en métodos egoístas de independencia individual, pues habrá autoridad y representación de esa autoridad, pero para el servicio comunitario. Esta nueva sociedad no necesitará de autoridades militares o civiles que velen por su seguridad, ni por la aplicación de las leyes, pues será gracias a un sistema educativo por el que las personas se sentirán impulsadas a aplicar las normas de convivencia dictaminadas y adaptadas al entorno. No se permitirá que los representantes de la autoridad universal se conviertan en pequeñas dictaduras férreas que anulen al individuo, o actúen en independencia de las demás comunidades o del gobierno general. Tampoco será un sistema comunista, tal como se procedió en el pasado, si bien se instaurarán un conjunto de medidas que tendrán en común algo de ese espíritu de igualdad, convivencia y tenencia en igualdad social, pero sin las limitaciones, ni la falta de libertad de los estados totalitarios que las aplicaron en la antigüedad. No se trata, por tanto, de crear una sociedad pobre y esclavizada bajo la tiranía de una élite minoritaria, sino que cada uno trabajará para sí mismo y para otros, sin competencia, ni buscando ganancia egoísta personal alguna. Al no haber partidos políticos, no tiene sentido un régimen anteriormente conocido como democracia, pues si bien ha sido uno de los sistemas más justos que se han conocido, pero siempre llevaba implícito el riesgo de ser manipulado por intereses partidistas y, pocas veces ha servido para el bien de todos los súbditos, ya que divide a las personas en radicales y extremas ideologías enfrentadas. Se optará por un bien común y este velará porque se busque la agrupación y unidad de intereses por parte de los ciudadanos, respetando su individualidad, pero educándolos en la convivencia, la igualdad de anhelos, el respeto y la atención a los demás, cosas realmente comunes en todas las personas. Así, los que ostenten la dirección regional o local, siempre serán un grupo de personas que deberán ser escogidos en representación de todos, sin que ninguno de ellos sobresalga por encima de los demás en autoridad, todas las decisiones se tomarán por consenso y sin beneficiar a unos para perjudicar a otros, sino cuidadosamente estudiadas para favorecer a toda la comunidad y en armonía con las normas establecidas por la autoridad universal.

         4)-Las normas y leyes básicas del ciudadano se fundamentaran en los siguientes principios: Hacer a los demás y por los demás, como cada uno quiere que se haga para él mismo, y que se trate a los demás también como quiere cada uno ser tratado. Se debe crear una sociedad bien educada en los principios de dar y no solo de recibir, una sociedad altruista y que de forma natural y no obligada, vele por el bien común. El conocimiento y el entendimiento, por tanto, debe ser primordial y un derecho básico de todos los ciudadanos, desde que nacen. Solo con el conocimiento exacto de todas las cosas, la gente actuará libremente, sin perjuicio para los demás. Cuando el deseo de hacer bien a los demás sea el mayor beneficio y valor que el humano encuentre, se habrá creado una sociedad justa y con sentido. Una sociedad educada en hacer el bien activo a otros, sin el deseo de buscar el beneficio egoísta. No existirá, por tanto, aquello llamado: la ley del más fuerte o la supervivencia del más apto. 

         

5)-Al desaparecer las divisiones territoriales, nacionales y raciales y el poder del dinero, se decretarán normas aplicables a todos con respecto al territorio a ser habitado, eliminando la necesidad de formar macro ciudades. Las antiguas ciudades serán reestructuradas, reconstruidas y adaptadas al medio ambiente, eliminándose la masificación a la que se veían obligados los habitantes del planeta por causa de las necesidades económicas, que en este nuevo sistema no tendrán lugar. Las casas se rediseñarán a gusto de cada individuo, pero siempre buscando la eficiencia energética, la armonía con su entorno y evitando la ostentación. Y se estudiarán las zonas de habitabilidad más seguras, a fin de evitar enfrentamientos con los fenómenos naturales.



         6)-Se constituirá una especie de nueva economía que no se base en crecimientos artificiales, ni consumos desmesurados, ni ganancias, ni producciones sin control. No se fijarán precios a las cosas, ni a los servicios, sino más bien se aplicará la ley del altruismo. Toda labor tendrá la misma importancia, desde amo/a de casa, agricultor o técnico, mecánico o supervisor ecológico o técnico en reciclaje, y si bien, algunas tareas intrínsecamente requieren más esfuerzo que otras, se equilibrará con el tiempo requerido para ellas y con el número de voluntarios necesarios  para esas labores. 

         7)-Se estimulará la formación de cooperativas en los diferentes campos: agrícolas, construcción, invención tecnológica, extracción de materias primas, ecología, reciclaje, mantenimiento y otras, según la necesidad local. Entre estas se establecerán intercambios tanto de servicios, como de productos, de tal manera que todos los habitantes podrán tener acceso y derecho a recibir lo necesario para la vida y el disfrute de esta. A los trabajadores se les llamará voluntarios, pues no se impondrá a nadie ninguna profesión, ni existirán castas o selección forzosa de oficio, ni esta labor tendrá un pago específico que no sea la satisfacción de hacer algo bueno para la comunidad. Cada cual elegirá la que desee y cada cierto tiempo podrá optar por cambiar, aprender otro oficio y trabajar en el, bajo un arreglo consensuado. En estas cooperativas o agrupaciones de especialistas se establecerán turnos de labor, en los que cada voluntario ejercerá su oficio.



         8)-Los descubrimientos e invenciones se harán buscando el bien común y se compartirán entre la sociedad para beneficio de todo el que lo necesite. La ciencia no será utilizada para fines destructivos, sino para la mejora e investigación ecológica del medio. Toda invención tecnológica que se produzca, debe ser probada y testeada, sin las prisas que la venta masiva exige, para evitar al máximo los efectos secundarios intrínsecos a su uso o fabricación. Se debe potenciar el valor de las cosas por el beneficio ecológico y de mejora de la vida que proporcione. 

         9)-Se eliminará hasta el grado posible, la industrialización de los productos de consumo. Al constituirse como una sociedad basada en el alimento puramente vegetal, se profundizará en el conocimiento de las propiedades nutricionales y proteínicas de cada alimento, con el fin de prescindir de carnes y otros productos de origen animal.  Aunque será necesario, en algunos casos, producir granos, aceites, frutas, verduras y otros alimentos de forma masiva para que lleguen a toda la población.  Al no existir las tiendas, ni las grandes superficies de venta, se producirá lo necesario para el consumo básico de la población y las cooperativas se encargarán del abastecimiento de la población. Hasta donde sea posible, se eliminará la exportación e importación de alimentos entre diferentes regiones, pues cada zona produce el alimento  necesario para suministrar inteligentemente los nutrientes que cada individuo necesite. Pudiendo producirse un intercambio entre comunidades locales para que todos puedan beneficiarse de lo que la tierra produzca en un sitio y no en otro, siempre que sea estrictamente necesario. Se estudiará con objetivos ecológicos y de maximizar la calidad de los productos, lo que los distintos territorios podrán producir, con el propósito de que se mantenga el equilibrio ecológico natural. Evitando el uso de pesticidas químicos y productos que modifiquen la naturaleza del producto, y que produzcan efectos secundarios en la cadena alimenticia. Se potenciará la investigación y el desarrollo de soluciones naturales para su aplicación en eventuales problemas o plagas. 

       10)-Se buscarán fuentes de energía, alternativas y renovables, acorde a las necesidades locales y en sintonía con el medio ambiente. En cada zona, por tanto, esta se extraerá de las distintas fuentes que el clima, entorno y situación ofrezcan. Evitando que la explotación de recursos energéticos se convierta en perjuicio para el planeta, sino en un aprovechamiento de lo que este ofrece.

         11)-La relación con los animales será dirigida hacia el cuidado y respeto de su entorno, que aunado a la comprensión de su papel en la naturaleza, hará que se elimine el uso de estos para el consumo. Tendrán amplios espacios protegidos en todas las zonas, conforme a su necesidad. No se abusará de estos para el divertimento cruel, ni se encerrará innecesariamente a estos para ser observados. El maltrato animal en ningún caso se considerará una atracción, ni será necesario su uso como herramienta de transporte, o trabajo. Y si bien, se permitirá que ciertos animales permanezcan cerca del hombre, como animales domésticos, nunca se comercializará con estos, no se considerarán como propiedad, sino como seres bajo nuestro cuidado. 

         12)-Puesto que la tierra será de todos, nadie tendrá en su poder el suelo donde pisa, será derecho de todos, aunque lógicamente a cada uno se asignará la opción de terreno elegida para vivir o cuidar. Por tanto se eliminará la expresión de posesión. Todo el mundo tendrá su porción de territorio, para tener una casa, formar un hogar, pero nadie se considerará dueño de esa porción. Cuando lo desee y de manera organizada, según las disposiciones que se establezcan, podrá optar por mudarse a otro lugar, hacer intercambio con otras familias, etc. Habrá zonas comunes, donde se crearán y construirán, escuelas, parques, fábricas, laboratorios de investigación y desarrollo, los almacenes para las cooperativas, lugares de reunión para que cada cooperativa o gremio se reúna y otros centros de cultura, educación, etc.


          13)-Todas las profesiones o actividades que los voluntarios ejercerán por turno y en jornadas de trabajo equilibradas, se adaptarán a las necesidades temporales o locales. Puesto que ninguna actividad será remunerada en sentido económico, al no existir el dinero, será una labor altruista, voluntaria, pero organizada. De tal manera que no se desatienda labores necesarias para la subsistencia, abastecimiento y comodidad de la entera comunidad. 

         14)-Las artes, tales como la música, la pintura, escultura, escritura y otras, dejarán de ser consideradas profesiones, al igual que el deporte o la investigación científica o natural. Teniendo derecho al acceso a esto, todo el que lo desee, como parte del uso de su tiempo libre. Los medios de comunicación y otros tipos de entretenimiento serán medios para unir a las diferentes comunidades mundiales e intercambiar información útil para el beneficio de todos.

         15)-Se debe cumplir un control voluntario de la natalidad en armonía con los medios accesibles de su entorno. Esto hará que nadie nazca para disturbio ni existan excesos de población. Si una mujer desea ser madre, esto se considerará una tarea prioritaria para ella, con el mismo derecho que cualquier otro voluntario que desempeñe un trabajo de otro tipo, que conlleve dedicación plena, tal como la del inventor que desarrolle una mejora para la vida. La libertad humana llegará a todos los ámbitos, incluso el doméstico, donde las funciones que cada miembro de un hogar desempeñe, nunca se considerarán denigrantes ni inferiores. 

         16-Cada sexo desempeñará su papel y rol natural, sin forzosas adaptaciones. No se permitirá ni el machismo, ni el feminismo en la nueva sociedad. Desaparecerá la desigualdad en el trato entre hombre y mujer, de tal manera que ambos se compaginarán para construir un mundo en el que se valore por igual la función que cada uno desempeñe. No existirá la prostitución ni ninguna clase de explotación sexual, pues el respeto a los demás hará superar todos los abusos de poder anteriores y, todas las necesidades de la gente se satisfarán de acuerdo a las leyes de dar y no solo recibir. De hacer a otros tal como se desea que se le haga a uno.  

         17)-No existirán los ejércitos y no habrá militares, ni armas de ningún tipo. Las guerras no tendrán sentido en una sociedad sin fronteras e igualitaria, tampoco habrá injusticias que las requieran, ni ambiciones que las alimenten. 



         18)-De la misma forma, se abolirán los deportes violentos, nadie aprenderá a hacer daño a otros. El uso de la violencia será cosa del pasado. Los deportes estarán enmarcados en las artes y el entretenimiento, no en la competición. 

         19)-Al desaparecer el dinero, la ambición no tendrá sentido, como tampoco tendrá cabida la injusticia, pues el alimento y la vivienda estarán asegurados para todos. La educación en el pacifismo como ley de vida, hará que tomar el camino de la delincuencia no tenga razón de ser, y por tanto no existirán cárceles, ni centros de detención o trabajos forzosos. Nadie se verá empujado a la violencia o la delincuencia por necesidad. En la rara ocasión en la que se descubra a alguien que incumpla deliberadamente alguna ley o norma de convivencia, se le dará el consejo y reeducará adecuadamente; en una segunda oportunidad, de continuar con su proceder, se llevará al individuo al extremo de limitar la relación con este hasta que demuestre cambios. Si persiste en su voluntad de no cambiar de su actitud delictiva, se las verá ante el gobierno universal, quien decidirá al respecto. Nadie tendrá derecho a acabar con la vida de otro. 

         20)-No habrá diferencias por motivos ideológicos, ni existirá la brecha entre ciencia y religión, pues la religión supersticiosa, estructurada en base al poder del miedo, o como arma para la manipulación de las personas, dejará de existir. Tampoco se usará la ciencia y el conocimiento como razón para el enfrentamiento. El abundante conocimiento de la humanidad y el entendimiento cabal de todas las leyes físicas y espirituales, darán sentido a la existencia. Y el descubrimiento del significado y el origen de la vida, será la base de toda la religiosidad humana. El triunfo de la verdad hará libres a las personas y las unirá en una veneración natural, en tributo al verdadero y único gobernante universal. 



Código de registro: 1512226083174

22-dic-2015 22:06 UTC



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante el articulo, me gustaría saber las referencias que te han llevado a tal reflexión.
Un cordial saludo.

Luis Ernesto Romera dijo...

Tengo la convicción de que algún día llegará un nuevo sistema y creo que trinufará la cordura. Más no por caminos políticos humanos que conocemos.