Gavrilo Princip y el efecto mariposa



El 27 de Junio de 1914, un joven servio-bosnio, llamado Gavrilo Princip, miembro de una organización de llamativo nombre: Mano negra, disparó contra un principe de una potencia dominante de aquellos timpos. El atentando que aquel joven cometío contra el heredero del imperio autro hungaro, provocó una serie de acontacimentos que pocos meses después llevaría a declarar la Primera guerra mundial. Aquella guerra vino a cambiar muchas cosas en todo el mundo, significó el fin de varios imperios, entre ellos el Astro-hungaro, el Otomano y la caída de la dinastía zarista en Rusia, así como el ensalzamiento a nivel de potencia militar de EEUU y una alianza fiel y constante con Inglaterra. 

Siguiendo el hilo de los acontecimientos, la guerra provocó entre otras cosas, que en Rusia se iniciara la revolución bochevique, que hizo que esta abandonase la guerra en 1917, antes de terminarla y con ello facilitó el establecimiento del estado comunista de la Union sovietica. 

Por causa de la influencia que el sistema soviético empezó a tener en varios movimientos políticos en Europa, surgieron los fascismos y el nazismo, incluso guerras entre el comunismo y el fascismo, como en España, situaciones que fueron permitidos entre otras cosas, para evitar el avance del sistema bolchevique. A las potencias occidentales les interesaba Hitler porque de alguna manera servía de barrera al avance del comunismo.

Hitler llegó a alianzas engañosas con Stalin a fin de adueñarse de gran parte de Europa, a cambio de que este no intervinieran. Pero las ansias expansionistas de Hitler dieron inicio a la segunda guerra mundial y con ello al error de guiarse por su instinto anticomunista e intentar invadir a la Union sovietica y con ello provocar la entrada de esta en la II guerra mundial. La intervención de EEUU y la alianza con Inglaterra y URSS significó el fracaso de el fascismo en Italia y el nazismo en Alemania. 

Pero la división territorial de Alemania entre las potencias vencedoras, dio origen a otro conflicto, la división de Berlín, la construcción del muro y el telon de Acero y la influencia del comunismo en la mitad de Europa. Nace la llamada "Guerra Fría".

La guerra fría, creo conflictos como los de Corea, que se dividió en dos, los del sur apoyados por EEUU y los del norte por el bloque soviético. Poco años después se abrirían conflictos en Cuba, y cruentas guerrillas en varios países latinoamericanos. La famosa guerra de Vietnam, significó la primera derrota de EEUU en una guerra, en parte por el apoyo de URSS al bando comunista. 

Pero años después EEUU, le devolvería la moneda a la URSS, cuando esta pretendió conquistar Afganistán. En ese momento, EEUU apoyó a la guerrilla que expulsó a los sovieticos, liderada esta por un millonario saudí llamado Bin-Laden. Pero, coincidiendo con esa derrota, vino la caída del muro de Berlín y de la mayoría de los estados del bloque soviético. Poco después, los acontacimientos sucedidos en 1990 en la primera guerra del golfo, cuando en verano, Iraq invade Kuwait y EEUU sale en ayuda de este último, instalando bases en "territorio santo" de Arabai Saudí, entonces Bin Laden se rebela y declara la guerra a EEUU, iniciando los planes para atacar con su organización terrorista todos los intereses Norteamericanos en cualquier parte del mundo. Se suceden una serie de atentados en diferentes países contra embajadas, bases, incluso porta aviones de EEUU. Afganistán cae en manos de los Talibanes, aliados de Bin Laden y su organización AlQaeda, quienes le protegen, lo cual convierte el país aliado en enemigo. 

Esto nos lleva hasta el año 2001, cuando un grupo de terroristas, apadrinados por Bin Laden y apoyados por su organización, provocan el atentado más grande de todos los tiempos, el ataque a las torres gemelas el 11 de Septiembre. Esto significó un duro golpe contra la potencia mundial y el inicio de la llamada Guerra contra el terrorismo internacional, que para ese tiempo lidera Al-Qaeda. 

EEUU, vuelca toda su furia contra Afganistán, pero de nuevo erroneamente contra Iraq, lo que lleva a una alianza internacional a atacar a derrocar a Sadam Husseín y su régimen y convertir un país rico y poderoso en una nación desintegrada y debilitada. 

Esta situación provoca el nacimiento de movimientos más radicales que Al-Qaeda, que aprovechan la desintegración de Iraq, Libia, y la guerrra de Siria para formar un poderoso califato islamista radical, conocido como Estado islámico, IS, Isis o Daesh, diferentes nombres utilizados para un oscuro sistema del que aún no se conocen los resultados que dejará tras su paso por una basta zona de Iraq, Afganistán y Siria. 

De nuevo Rusia y EEUU luchan aparentemente con el mismo propósito derrotar a este ennemigo común, junto a ellos Inglaterra, Francia y muchos otros países, que como España, han sufrido las consecuencias de meterse en los conflictos de oriente medio. 

Esta guerra, como todas las guerras provoca crisis económica y esta se está haciendo notar en prácticamente todas las economías mundiales. Pero por causa de esta misma crisis del 2010, muchas naciones han llegado a sufragar indirectamente al DAESH, al comprar petroleo barato que este empezó a suministrar al invadir terriotrios con ricos yacimientos que ha seguido explotando. 

El final de todo esto ahora mismo es difícil de definir, si bien se vilsumbra la derrota del Estado Islámico, aunque posiblemente en una larga lucha, similar a la que se vivió en territorio alemán allá por 1944 y 45, que llevó a la destrucción absoluta de Alemania y al descubrimiento de toda la sangrienta maquinaria que aquel régimen llevó a cabo. Podemos hacernos una idea de los abusos y terribles situaciones que miles de personas bajo el oscuro régimen yihadista han posido sufrir. Cuando todo acabe se verán los resultados.

Es posible que el final de la guerra en oriente medio signifique el debilitamiento de un sistema religioso hasta ahora muy sólido, como el Islam, o por el contrario, provoque el avance del integrismo en países que antes servían de frontera, como Iraq, Siria o Libia. 

En cualquier caso podemos decir que la actual guerra contra el yihadismo internacional y contra el Estado Islámico, que parece estar en su recta final, ha sido consecuencia de un suceso acaecido hace 102 años. Un atentado ha provocado la guerra más complicada, contra el terrorismo mundial.


Si Gavrilo Princip hubiese sabido que aquel disparo suyo llegaría a tener efectos hasta el día de hoy, posiblemente se lo hubiese pensado antes, o tal vez no, pues los hilos que mueven acciones como estas son indesligables. Gavrilo murió en abril de 1918 a pocos meses de acabar la guerra, recluído en un presidio, donde sufrió torturas brutales, apenas pesaba 40 kg, se le tuvo que amputar un brazo que se le gangrenó al estar encadenado por años, y después de varios intentos de suicidio, lo hizo de una tuberculosis osea. Tan solo pudo escribir unas últimas palabras que fueron encontradas en su mugrienta celda de castigo, que decían lo siguiente: Nuestras sombras andarán por la ciudad, se pasearán por la corte y atemorizarán a la aristocracia.

Aunque parecía refereirse a Viena, estas palabras bien se pueden considerar como presagio de los acontecimientos que desde entonces han sido comunes en todas partes, y hasta ahora con el temor al terrorismo, esa mano negra que parece insistir en que no tengamos paz en el mundo ni por un día desde entonces.   

No hay comentarios: